Síguenos en:
phone-iconLun - Jue: 9-14, 16-19; Vie: 8-15

Cómo traspasar la empresa a los hijos para asegurar el negocio familiar

Uno de los momentos más delicados para una empresa familiar se produce cuando llega la hora de traspasar el negocio de padres a hijos. Un cambio de estas características siempre supone un riesgo, por lo que el relevo generacional se debe planificar con antelación para asegurar el futuro de la empresa. De hecho, en España, cerca del 90% de las empresas son familiares. No obstante, algunos estudios contemplan que solo 2 de cada 10 negocios sobreviven más allá de la tercera generación. Por esa razón, el empresario debe conocer las opciones que mejor le convengan para traspasar su negocio a sus hijos.

En este artículo, desde Atrium Abogados te señalamos algunos de los aspectos más importantes que debes tener en cuenta en todo ese proceso.

Antes que nada, debemos distinguir entre empresarios individuales y sociedades. En el primer caso, el propietario suele ser también el gestor, y organiza la empresa él solo o con algunos familiares o empleados. En cambio, en las sociedades se distingue la propiedad, que es de los socios, y la gestión, que la realizan los administradores. Una dualidad que en las pymes suele recaer en las mismas personas.

Formas de traspasar la empresa a los hijos: cesión, donación o herencia

A grandes rasgos, el traspaso de un negocio es la cesión de la propiedad y la gestión de una empresa entre dos o más personas. En este caso, entre uno o ambos progenitores y sus hijos. Pero ¿qué es mejor para mi empresa, la cesión, la donación o la herencia?

Atrium Abogados. Negocio Familiar Impuestos

La cesión implica una compensación económica del cesionario (los hijos) al cedente (el progenitor); es por eso que, en la mayoría de casos, la fórmula de traspaso se realiza mediante la donación. El principal beneficio de la donación es que no tiene ningún tipo de retribución monetaria entre las partes.

Pero cuidado, que no paguemos a la otra parte, no significa que no se deban pagar impuestos a Hacienda. Según cada caso, se deberán declarar los bienes a través del impuesto sobre donaciones, sobre el patrimonio o el IRPF, entre otros.

Otra opción de traspaso o relevo del negocio es dejar en herencia la empresa. En el testamento constará todo lo relacionado al paso generacional: la participación de cada hijo, los derechos de viudedad, etc. Como ocurre con la cesión, deberemos declarar la herencia en el impuesto de sucesiones o en el incremento del valor de los terrenos.

Incentivos para traspasar la empresa a los hijos

Las leyes estatales y autonómicas establecen una serie de incentivos y reducciones para fomentar el traspaso de empresas familiares de padres a hijos, debido a su importancia para la economía española. Las ayudas se establecen en los impuestos de patrimonio y de sucesiones y donaciones.

En el impuesto de patrimonio, la donación estará exenta si el negocio está sujeto a una actividad económica. En cuanto al impuesto de sucesiones y donaciones, se puede obtener una reducción del 95 % si se cumplen diversos requisitos. Entre ellos, la edad del donante o mantener la exención durante 10 años del impuesto de patrimonio.

Un camino de diálogo y acuerdos

Durante todo el proceso de traspaso de competencias, y preferiblemente antes, es imprescindible el diálogo entre los progenitores y los hijos para llegar a acuerdos. Conocer las inquietudes de cada uno, los conocimientos e implicaciones, así como los cambios que pretende implementar en la empresa y en sus distintas áreas.

Para el empresario con varios hijos, una buena opción para el relevo de la empresa es compartir la propiedad y la gestión. De esta manera, cada hijo puede tener asignada un área de negocio o de administración según su conocimiento.

El empresario, además, tiene la dificultad de ir alejándose del negocio que él mismo creó. Para que el cambio no sea tan drástico, las funciones se pueden ir cediendo progresivamente, pero reservándose la supervisión general, e incluso transmitir la nuda propiedad y reservarse el usufructo. Excepto en la gerencia, el empresario podría seguir ejerciendo de administrador.

Diversas opciones, múltiples soluciones

Como se ha podido comprobar en este artículo, existen diversas opciones y múltiples soluciones para traspasar a los hijos la empresa familiar. Donar, vender, heredar… No hay una fórmula preestablecida, ya que cada empresa tiene sus propias características de gestión y administración. Por esa razón, es fundamental asesorarse con profesionales del sector para que le guíen en un momento tan importante para su negocio.

En Atrium Abogados podemos ayudare. En nuestro despacho de abogados contamos con juristas expertos en el ámbito societario que analizarán su caso particular y le ofrecerán la mejor opción para el futuro de su empresa y de su familia. Contacta con nosotros y estaremos encantados de poder ayudarle.

Email Correo Falso
Artículo Anterior

Qué es la falsificación de correos electrónicos y cómo podemos protegernos

Artículo Siguiente

Qué hay que hacer si los socios no aprueban las cuentas anuales para evitar sanciones

Cuentas Anuales Empresa
Empieza a escribir para encontrar los servicios que quieres contratar. Ej. IGUALA o CONSULTA
Carrito
Acceder

¿Aún no tienes cuenta?

Crear cuenta