SENTENCIA DEL TRIBUNAL SUPREMO SOBRE EL IMPUESTO DE PLUSVALÍA

STS NOVACIÓN CLÁUSULA SUELO
11 julio, 2018
SEGUROS VINCULADOS A LA HIPOTECA
25 julio, 2018

Lo primero que debéis entender que el término PLUSVALÍA es un término coloquial, cuando hablamos de él nos referimos al Impuesto sobre el Incremento de Valor de los Terrenos de Naturaleza Urbana (IIVTNU) que se trata de un impuesto de carácter municipal que únicamente afecta a las fincas urbanas y que grava una “ganancia patrimonial”. El año pasado el Tribunal Constitucional dictó una Sentencia en la que declaraba nulos varios artículos del Texto Refundido de la Ley de Haciendas locales porque lo que hacían los ayuntamientos cuando una persona vendía su vivienda, era multiplicar el valor que tenía por un coeficiente. Utilizando esa fórmula siempre salía a pagar, ya que no permitía a los contribuyentes, o esto era muy costoso, acreditar que podrían haber perdido dinero con la venta de su vivienda. Pensad que cualquier persona que adquiriese su vivienda por ejemplo en 2006-2007, justo antes de estallar la burbuja económica y la tuviese que vender en 2013, lo más normal es que la vendiese por debajo de su valor, y por lo tanto no hubiese ganancia patrimonial.

A partir de aquí, muchos han sido los afectados que han decidido reclamar la plusvalía, pero han sido varios los obstáculos que se han ido encontrando. En primer lugar hay que distinguir plazos, si una persona realizaba una autoliquidación, podía reclamar dentro de los 4 años siguientes desde que hubiese realizado la autoliquidación (esto por ejemplo es común en Ayuntamientos de ciudades importantes, Madrid, Sevilla, Barcelona, etc) sin embargo, si un contribuyente recibe una liquidación por parte de su Ayuntamiento (como es el ejemplo de Almendralejo que lo hacen a través del OAR) el plazo se reduce a un mes desde que recibe la liquidación.

A esto había que añadirle además que se exigía una actividad probatoria por parte del ciudadano que en ocasiones hacía antieconómica la reclamación, es decir, para poder acreditar la pérdida había que acompañar el informe de un perito.

Tras la publicación de la Sentencia que se cita en los enlaces que aparecen al final de esta página (la primera  del Tribunal Supremo tras la Sentencia del Constitucional) debemos extraer las siguientes consecuencias:

·         El administrado solo deberá pagar Plusvalía cuando obtenga una ganancia por la venta de su vivienda.

·         Le corresponde al administrado demostrar que ha sufrido pérdidas para verse exento del impuesto.

·         Se flexibilizan los medios de pruebas, siendo en principio suficiente para acreditar la pérdida, aportar la escritura de compra de la vivienda y la escritura de venta, así es mucho más económico.

Véanse los siguiente enlaces:

https://www.abc.es/economia/abci-supremo-ratifica-exencion-pagar-impuesto-plusvalia-municipal-solo-quienes-demuestren-perdidas-201807091716_noticia.html

http://www.elmundo.es/economia/2018/07/09/5b4362d6e5fdeaaa018b456e.html